HISTORIAS DE ÉXITO EN MUJERES MAYAS PARTICIPANTES (VIDEO DOÑA WILMA CHI)

HISTORIAS DE ÉXITO EN MUJERES MAYAS PARTICIPANTES (VIDEO DOÑA WILMA CHI)

Noticias Relevantes 08 de Junio del 2018

COMPARTIR:

En Fundación Ko'ox Taani estamos felices de poder conocer tantas historias de cambios positivos en los hogares participantes, les compartimos algunas de ellas.



Carolina Micaela Sansóres

Vive en Cantamayec. Lleva ya cerca de seis meses trabajando su negocio de venta de zapatos, con él está obteniendo buenas ganancias y se comienza a ver mejoras en su hogar. Consideramos un éxito su proyecto pues ha logrado crecer su inventario, además de utilizar parte de las ganancias en los gastos del hogar, dando una mejor calidad de vida a su familia pues antes tenían muchas carencias en casa. Doña Caro en compañía de sus hijos sale en un triciclo a vender su mercancía, nos comenta que en ocasiones le hacen encargos, y los lleva puntual hasta la casa de sus clientes, dice que ha tenido cuidado de no dar “fiado” a personas que no son de confianza, nos dice “es mi capital y lo voy a cuidar”.


Laura Chab Peraza

Tiene 33 años y 4 hijos, es de Mayapán. Como muchas mujeres de la región no pudo ir a la escuela y no aprendió a leer y escribir, pero eso no ha sido impedimento para esforzarse y tener un proyecto exitoso. Doña Laura con habilidad aprovechó una oportunidad de negocio, su tío repara motocicletas así que ella invirtió su capital semilla en poner al lado del taller una tienda de refacciones, hizo bien sus cálculos, no requirió de una fuerte suma, lo ha sabido llevar pues en poco tiempo ya logró crecer su capital de trabajo, nos cuenta que su ingreso ya es cercano a lo que ganaba cuando migraba a Mérida a trabajar de servicio doméstico, y ahora en casa, sin tener que extrañar a sus hijos.

 

Nelvi Roceli May Pool

Es de Kimbilá, antes se dedicaba a urdir hamacas y al cuidado de sus dos hijas bebés; su esposo hace milpa y de vez en cuando trabaja de albañil, sus ingresos no eran suficientes para poder cubrir los gastos del hogar. Con el proyecto utilizó su capital semilla para poner una pequeña dulcería, al comienzo tenían temor de no poder hacerlo bien, pero con el paso de los días vieron que había buenas ventas y comenzaron a conocer a sus clientes y sus gustos. Está contenta porque ha crecido su capital de trabajo y ha mejorado las condiciones de vida en casa. Su principal motivación es tener su casa propia, que a sus hijas no les falte nada, y no la pasen tan mal como ellos cuando eran niños.


Basilia Dzul Matus.

Es de Tiholop, tiene 38 años de edad, madre de 5 hijos y embarazada del sexto, su esposo trabaja de albañil en Mérida, antes ella solamente urdía hamacas, y lo que ganaban no les alcanzaba, su suegro aunque ya es grande también ayuda, pues aún trabaja la milpa, comparten la vivienda con él. A pesar de las dificultades en el hogar en dos años no faltó ninguna vez a su ahorro, y es responsable con los préstamos que hace al grupo, siempre paga a tiempo. Ella usó su capital semilla para vender accesorios y bisutería, reinvierte parte de sus ganancias diversificando sus productos, hoy en día está feliz y animada porque le ha ido bien con su negocio, le empieza a brindar mejores condiciones de vida a su familia.

 

Wilma Teresa Chi Santiago (VIDEO)

Tiene 30 años, casada, con 3 hijos. Es Maya. Vive en Cisteil, Yaxcabá, Yucatán. Cisteil es un pueblo muy apartado de la cabecera municipal, con alrededor de 20 familias que se dedican mayormente al campo, a la siembra de chile habanero y otras hortalizas, miel, y milpa. No tiene mercado, ni centro de salud, ni transporte público. Hasta hace unos 5 años aun no tenía luz eléctrica, ni carretera. Tiene una pequeña escuela de primaria y un salón de clase de secundaria donde va un maestro rural que da clases multinivel. Cada mes va un vehículo de salud, debería de ir un médico, pero la realidad es que siempre llega solamente una enfermera, nunca tienen todos los medicamentos que necesita la comunidad. Doña Wilma tenía el propósito de hacer arreglos a su casa pero su hijo más pequeño tuvo un accidente y luego enfermó, utilizó todo su ahorro para atenderlo y ya está mucho mejor. No pudo hacerle modificaciones al hogar. Tiene aves de los que obtiene huevo para alimentarse, con el proyecto de graduación empezó a sembrar más variedad de hortalizas para mejorar la alimentación de los hijos. Otro cambio en el hogar es que pone en práctica los conocimientos de un taller de elaboración de encurtidos de hortalizas y los prepara para consumo en el hogar. Doña Wilma es una señora muy trabajadora, le llamó mucho la atención poder ahorrar de forma segura, y ve el proyecto como una posibilidad de mejorar su vida y salir adelante. Es muy participativa y le gusta aprender nuevas cosas en los talleres de capacitación, ella anima a sus compañeras a esforzarse. Su mayor adquisición fue con las ganancias de la primera venta de miel que logró comprar 4 cajas nuevas de abejas, llegando a 13 cajas de abejas. 




Cerrar